El Martinete y Puente de las ovejas

Apenas 4 meses que me han parecido 4 años, una serie de problemas circunstancias, me han impedido salir y mucho menos publicar rutas.
Desde allá por el mes de Agosto, tenía pendiente una visita a la fundición abandonada de El Martinete, cuando en la entrada donde os mostraba las minas de San Quintín, frustré el intento al no encontrar el acceso.


Salgo algo tarde, la ruta es corta y además así consigo evitar la niebla y dejo que suba un poco la temperatura. Pongo en marcha la motillo, y ya el primer golpe de vista me infunde buenas sensaciones,


me gustan los numerillos así curiosos.

Salgo por la N-430 hacia el Puente de Alarcos, pero me pico con un Mercedes que va a 90 y cuando aprovechando un repecho, éste se mantiene a su velocidad y me deja atrás, ya es tarde ;-p No importa, me aparto hacia Alcolea de Calatrava.
Atravieso esta localidad para continuar por la CR-P-4125 que conduce a Los Pozuelos de Calatrava, durante los primeros 3,5 kilómetros, el trazado discurre paralelo a un tramo de la Cañada Real Soriana, conservando ésta una impresionante anchura. En el punto donde ambas vías se separan, han acondicionado la cañada como lugar de ocio, colocando merenderos bajo la sombra de las abundantes encinas que se encuentran.

Enseguida llego al cauce del río Guadiana, donde tras cruzar el puente, en el mismo borde, tomo el camino que sale a la izquierda. Lo han debido de asfaltar hace poco, aún así es estrecho. Apenas a un kilómetro, a la salida de una curva te encuentras con las dependencias semiderruidas de la fundición... precedidas de una línea oxidada de alambre de espino. Doy un rodeo y encuentro el acceso libre en la parte lateral.


El ambiente es raruno, demasiado quieto o calmado, no corre ni una chispa de viento, ni tampoco se oye un pajarillo. Esto en un día gris o con niebla que te sugestione, tiene que dar hasta miedito.
Te incita a imaginar el escenario de una novela romántica, caballeros retándose a duelos... no en vano, estas edificaciones son de aquella época.




Aunque para imaginación, la que hay que echarle para ver que pinta esto aquí, en mitad de ningún sitio. ¿Qué trajo a un señor, a mediados del s.XIX, a un lugar perdido en mitad del Campo de Calatrava, mal comunicado y alejado de las cuencas carboníferas a crear una planta metalúrgica del hierro (o ferrería)?


Aún así, el complejo construido estaba formado por unas naves industriales aisladas, donde el empresario comienza a considerar la fábrica no sólo como un lugar de trabajo, sino como un lugar de vida, es la llamada tipología de villa-factoría y estaba formada por: viviendas, patios, zona de talleres, almacenes, horno de fundición, presa, canal, etc.

La puerta principal:




El lugar es inmenso, apenas meto la nariz en algunas habitaciones, las que conservan algo de techumbre, no están para pasar mucho bajo ellas.
Dejo la zona de viviendas y me dirijo hacia la parte de la fábrica, sin duda el elemento mas espectacular del recinto.




Los sillares, la mampostería de sus muros, las exageradas proporciones, todo indica a una exhibición de poder, ya que la inversión, debió ser bastante considerable.


Bajo mi punto de vista, la joya de la corona, se encuentra anejo a estos colosales arcos.


Se trata de un impresionante horno, del cual impone más que sus 11 metros de altura, su situación en una especie de presbiterio que le da un aire a santuario, de lugar especial.


Impresiona incluso en foto, eh? En una película de terror, esta seguro que sería la fuente del mal jejeje
Es una pena verlo en este estado a punto de derrumbe, el árbol de arriba crece de su interior, y probablemente, la fuerza de sus raíces lo reviente con el paso del tiempo.



Hay quien pide que declaren este recinto como bien de interés cultural y lo rehabiliten, pero tal y como están las cosas, me conformo con que no expolien el monte público.




La ferrería como tal, dejó de funcionar en torno a 1920 siendo las instalaciones aprovechadas para la instalación de una central hidroelectrica, la cual se mantuvo con actividad hasta 1963, momento en el que se abandonaron las instalaciones y la vegetación empezó a apoderarse del lugar.


Me voy sin ver la parte de la estación hidroeléctrica, que aunque aún conserva parte de su maquinaria, pueden más las ganas de volver a la moto, que hoy hay novedades. Aunque antes me acerco a ver una edificación aledaña, apenas a unos metros del cauce actual del río e inspeccionar de paso el estado del camino que sigue.



Mi próximo destino es un puente, y por este margen del río, el camino está algo complicado para esta moto. Decido deshacer el camino andado, cruzar el río por el puente de la carretera convencional y hacer los aproximadamente 4 kilómetros de pista del margen contrario que está en perfecto estado. Cierto es que no me habría importado que fueran algunos más :)


Dotado de cuatro grandes arcos de piedra, sobre él se construyó una estrecha calzada empedrada de petriles, y a sus extremos, dos zonas de estacionamiento de ganado, todo ello pensado para facilitar el paso de las ovejas trashumantes que se desplazaban por la Cañada Real Soriana hacia el gran invernadero del Valle de Alcudia.



Su forma estaba pensada para facilitar el contadero de las miles de ovejas que utilizaban esta vía pecuaria y por las que los ganaderos estaban obligados a pagar un impuesto que se conocía como ‘portazgo’, que daba derecho a los ganadas a utilizar las cañadas reales.




Actualmente se encuentra recién restaurado, al menos la parte superior, lo que es una gozada para pasar aquí un rato disfrutando de un enclave estratégico tan importante durante siglos.


Ahora en paz y soledad, testigo mudo de la vorágine que despertarían cientos de miles de ovejas deseosas de cruzar por un cuello de botella de apenas un metro.


En parte indignado con mi mala cabeza, al dejarme el trípode en casa y quedarme con las ganas de hacerme un autorretrato cruzando el puente en moto, pero a la vez muy feliz, por cómo se está dando el día y sobre todo, lo que he disfrutado pisteando al venir, me dispongo a hacer la vuelta por el mismo camino.


Como apenas me he separado unos metros del cauce del río, al otro lado se puede ver perfectamente las instalaciones del Martinete.


A ver ahora con zoom


Ya en la carretera, poca historia me queda por contar, para no volver por la misma ruta que traje, continuo hacia Los Pozuelos de Calatrava, y de ahí a casa.


He disfrutado tanto en esos 8 kilómetros de tierra, que me estoy planteando, cuando toque, ponerle algo de taco a esta moto y aventurarme por las tierras manchegas más a menudo, porque otro cambio, si no es por intermediación del azar, ando listo.

Aunque bueno, si de suerte se trata, una poca si he tenido, para quién no lo sepa, yo se lo digo, esto es un esparrago triguero en hábitat natural, y es extraño encontrarlos en esta época del año... igual es un presagio...


Espero no tardar otros 4 para la próxima, pero sobre todo que os haya gustado!!

Un saludo, V'sss

13 comentarios :

  1. Espero que no tardes otros 4 meses.Que se solucionen tus problemas para que podamos disfrutar de tus rutas.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello!! jeje, muchas gracias

      Eliminar
    2. Ya se te hechaba de menos por estos lares,
      me alegro de tu regresos, y que sea mucho
      tiempo.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. eso mismo digo yo, destrodelto, gracias

      Eliminar
    4. Ese tipo de campos, dehesas que bordean solitarias carreteras, son de mis preferidas. Un gozo rodar por ellas.

      Un saludo.
      Gelu.

      Eliminar
  2. Me encantan estas construcciones que han caído en el olvido y, aún así, se resisten a desaparecer...

    Por cierto... cuidado con el virus de lo marrón... que una vez que lo pruebas ya no puedes volver atrás :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya me he dado cuenta David.

      Gelu, compartimos preferencias por lo que veo jaja

      Gracias a ambos

      Eliminar
  3. Preciosa entrada amigo ;)
    Esas ruinas preciosas y esos campos sugerentes..vamos de 10!!
    Espero ansioso la proxima ;)
    Vss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tengo algunas cosillas preparadas. Muchas gracias!!

      Eliminar
    2. Fantástico recorrido, buenas fotos y un relato sencillo que da gusto leer...¿que más se puede pedir?..Que sigas contando más cosas. Saludos.

      Eliminar
  4. Muchas gracias Julian, tengo grandes ejemplos para inspirarme.

    ResponderEliminar
  5. Una maravilla de fotos. Cuando vemos una foto "bonita" no nos damos cuenta de todo lo que lleva por detrás (iluminacion, contrastes, objetos, colores, encuadres...). Un diez...porque no es solo una foto...es que de todas es difícil quedarse sólo con una.... Pasión por las motos y la fotografía... buena mezcla.


    Un abrazo
    Tony
    http://www.sanchoforyou.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pinto este, aunque tenga publi. Habrá que potenciar las empresas de la región ;)

      muchas gracias por los halagos!

      Eliminar