Mi 5CN del ClubYBR. Sábado y Ruta de Vuelta

El sábado comenzó con una mascletá, (cosa que no hizo gracia a los que aún estaban durmiendo), pero es que a las 10 iniciábamos la ruta.

Vista de Millares desde el cuarto de baño de mi habitación del albergue.

El destino era Requena, donde estaban programadas la visita a una bodega de cava y la comida, 

Llegando a la bodega.  Imagen cedida por Supergiulia

 y bueno, que decir del camino... no tengo palabras. Hasta el cruce con la N-330, eso es una pasada. No existe un metro de línea recta, con diferentes tipos de asfalto y anchuras, pero estoy seguro que allí se inventó la carretera con curvas. Sólo hay que tener cuidado, de no pasarse, ya que por los desprendimientos, puede haber alguna piedrecita en el asfalto y darte algún que otro susto, y sobre todo andarte con ojo con los quemaos, que por allí suelen "circular" mas de uno. De hecho casi tenemos un percance por un gilipollas que se puso a adelantarnos con línea continua en plena curva sin visibilidad a izquierdas y casi se lleva por delante a un pobre ciclista.

 Imagen cedida por Supergiulia

 Imagen cedida por Supergiulia

Tras la comida, el grupo se dividió entre los que queríamos visitar el Embalse de Millares y los que se volvían al albergue.

esperando la partida. Imagen por cortesía de Manel.

Aquí y gracias a una equivocación en un cruce (cogimos la N-322 en lugar de la N-330) dimos una vuelta que no estaba programada, cosa que a mi, me permitió pasar el mejor momento de todo el fin de semana -en lo que se refiere a montar en moto-. Esto me llevó a estrujar la moto al 100%, pero la situación la requería, y dado el potencial de la motillo, no creo ni que infringiera ninguna norma de circulación.

Ese soy yo, a la salida de Requena. Imagen cedida por Supergiulia

Dado que íbamos dos tipos de moto (las YBR y las que no lo son), decidimos que las motos grandes, fueran en un grupo delante y que fueran a su paso, y nosotros con las YBR detrás al nuestro, además de para no formar una caravana de muchas motos y crear problemas de tráfico. Cuando comenzaron las curvas de la N-322, no iba cómodo, ya que el compañero que iba delante, se refrenaba mucho antes de afrontar la curva PARA MI FORMA DE CONDUCIR, y decidí romper la baraja y tirar yo a mi paso. -Esto no lo hago normalmente, ya que es romper la disciplina del grupo, pero como andaban adelantando y retrasándose algunos con sus potentes máquinas, pues me aventuré-. A partir de este momento, fue la diversión total. Enrosqué el puño a tope, y como las curvas eran buenas, no tuve que tocar el freno ni un instante -De todas formas, iba a 110-120 - hecho que me permitió coger al grupo delantero y casi casi ponerme en cabeza, si no llegamos a parar en una salida, al darse cuenta de que íbamos mal. Esto sucedió a la altura de Villatoya, osea que casi me acompaña la comitiva a casa jajaja. Abandonamos la nacional dirección Casas de Ves y de ahí a Cofrentes. Ya aquí, bajo la disciplina del grupo, tampoco hay que sacar los pies del tiesto tanto. Parece mentira, pero mientras circulamos por la provincia de Albacete, fue todo un monólogo; carretera recta, curva de 90º, carretera recta, ..., y fue entrar en la provincia de Valencia, y comenzar de nuevo un sinfín de curvas. Se ve que cuando repartieron las provincias, el valenciano era motero, y al nuestro le daba miedo o algo.
En Cofrentes cogimos la N-330 dirección Requena para introducirnos otra vez en el paraíso de las curvas por la CV-425 para regresar al albergue. A la altura de Venta de Gaeta, unos pocos volvimos para atrás hasta Los Pedrones para repostar y dejar este tema zanjado para la vuelta.

Curvas de regreso. Imagen cedida por Supergiulia

Imagen cedida por Supergiulia

 Llegando a Dos Aguas. Imagen cedida por Supergiulia

 Imagen cedida por Supergiulia

Al final, se nos hizo tarde y nos quedamos sin ver el embalse, cosa que no me importó mucho, ya que tenía planeado visitarlo el domingo durante la vuelta a casa.

Un punto entre Millares y Dos Aguas.

llegando al albergue se nos echó la noche encima.

detalle de las nubes. Bonitas.

Mapa del día:


Ver mapa más grande


Para la vuelta del domingo, decidimos salir a 2ª hora, ya que a primera, igual aún no estaban las carreteras puestas, así que entre despedidas y demás, hasta eso de las 10 no iniciamos el regreso.
Tras el fiasco (a medias) del planteamiento de la ruta de ida (el tramo de 20Km. de pista que me quería endosar el gmaps), decidí utilizar el street view cuanto pudiera para confirmar el estado de las carreteras por las que circularíamos y junto con las indicaciones de un compañero del club YBR, decidí aventurarme -sí, aventurarme, ya que aunque la mayoría de las veces me acompaña Javi, nunca se mira las rutas y vamos por donde yo digo- por un carreterín que no está marcado ni como carretera en los mapas que nos llevaría hasta Otonel y posteriormente hasta Cortes de Pallás atravesando la Reserva de Muela Muela de Cortes.

uno de los cuatro túneles que hay que pasar. Ver el tipo de asfalto.

Este tramo, apenas está señalizado, pero no tiene mayor problema, ya que sólo hay que seguir por el asfalto menos malo. A lo primero, el asfalto es una pena y apenas se puede ir a 30 Km/h, pero no importa mucho, ya que el paisaje tampoco te invita a correr más.
detalle de una de las vistas del tramo.

una parada para disfrutar del paisaje.

A mitad de camino se mejora considerablemente, pudiendo ir un poco más rápido, pero no merece la pena ya que te perderías las vistas.

Ya estamos en el tramo reasfaltado. Cerca de Otonel.

vistas de Otonel.

En este trayecto, desde Millares hasta Cortes de Pallás, hay unos 30 Km.

Llegando a Cortes de Pallás.

esta sin moto.

 a través de este túnel se accede al pueblo.


y otra toma más.

Una vez dejamos atrás Cortes de Pallás, me pasé el cruce por el que me quería meter para llegar a Cofrentes, y tuvimos que dar una pequeña vuelta -fijate que pena, tal y como era la carretera- pasando por El Oro, Venta de Gaeta (por aquí pasé 5 veces) y Castiblanques de nuevo para volver a la N-330. Donde giramos dirección el mencionado Cofrentes. Aquí el tramo más entretenido es el de la Chirrichana, que tengo que añadir, que no me gusta mucho, ya que muchas de las curvas son ángulos de 90º, y no tienen una buena trazada.
En el plan llevaba regresar hasta Albacete por la CM-332, pero sobre la marcha decidimos regresar por el tramo que habíamos hecho el sábado, ya que era muchísimo más divertido. Esto es; la CM-332 es una inmensa recta y sin embargo, la CV-439 hasta la línea divisoria con Castilla La Mancha, donde ésta pasa a denominarse CM-3207 es una pasada, además de restar kilómetros a la ruta.
En medio de la subida y dado que ya llevábamos unas 2 horas montados, decidimos parar para descansar y aprovechar para disfrutar de una bonita vista de Cofrentes.

central nucelar de Cofrentes.

 vista de Cofrentes.


Además de disfrutar de como otros moteros trazaban la curvita en la que se encontraba el apartadero.






Siguiendo la CM-3207, volvimos a enlazar con la N-322 ya en su parte aburrida, que nos llevó dirección Albacete, hasta el cruce con la CM-320, después de unos 120Km. Pero no corramos tanto, ya que tras el sopor de la infinita recta que va desde Albacete a Balazote, tenemos un tramo de curvas muy pero que muy interesante. Es lo conocido como El Jardín, este sitio lo conocía de oídas, y quería recorrerlo. Además de ser un tramo con unas curvas fantásticas, y un asfalto muy bueno, el sitio es bastante interesante, ya que el trazado de la carretera va paralelo al curso de un río, por lo que está todo verde.
En El Jardín, paramos a comer un bocata (recomendable por la calidad -hecho con pan de pueblo- y el precio -con 2 cocas y 1 café, menos de 7€-) y tras descansar un poco disfrutando del GP de Mónaco, decidimos continuar ya por la CM-412 hasta casita.

En total,en todo el fin de semana, me han salido 1080Km, y lo mejor de todo, ya estoy esperando para la 6CN.



Mapa de la ruta de regreso:


Ver mapa más grande

V'sss y gracias por seguirme.


P.D. Gracias a Supergiulia y a Manel por dejarme utilizar sus fotos.

5 comentarios :

  1. Jajajaja... Otro 'fan' de Venta de Gaeta ¿eh? Muy chulos tus dos post de la 5CN. Me he reído con algún comentario 'salao' como el de la repartición de provincias (jajajajaja). Saludetes desde el norte (sin hacer los deberes, que todavía no he posteado, pero lo haré)

    ResponderEliminar
  2. Aún recuerdo esa YBR en el espejo llegando el sábado a Millares... Por cierto, me han gustado mucho los dos posts de la 5CN, y me han hecho que apunte algunos lugares en los sitios pendientes de visita. Esto es un no parar.

    ResponderEliminar
  3. Sí que está genial la ruta sí. Ese tramo cuaternario es lo más!!!

    ResponderEliminar
  4. Acabamos de hacer una ruta por la zona de Cortés de Pallás, también nos ha parecido estupenda, de las mejores que se pueden realizar en moto por los alrrededores.
    Enhorabuena por disfrutar de la moto!!

    ResponderEliminar
  5. Si hubieseis continuado por la carretera mala, donde sale la reasfaltada hacia OTONEl que hay unos carteles de señalización de ruta de evacuación nuclear, hubieseis llegado al embalse del naranjero, pasando unos cuantos tuneles mas, el ultimo muy largo. El asfalto esta asi por que era la antigua carretera de millares a Cortes de Pallas, que se cerro a finales de los 80 al construirse el Naranjero, una pena por que esa carretera en el tramo hasta cortes debía de ser una gozada ya que pasaba por todo el cañón del jucar,para salir por donde ahora esta el poblado de Iberdrola en Cortes, ahora esta desde el embalse bajo el agua, y ese tramo desde donde os desviasteis a Otonel hay que hacerlo de ida y vuelta.

    ResponderEliminar