la vuelta de Burgos

Esta entrada completa la trilogía en la que he dividido este viaje. Quizá también te apetezca echar un vistazo a los capítulos anteriores:
Parte 1.- Un intento norteño
Parte 2.- Un paseo por Cantabria


Cuando marqué en el gmaps la opción de evitar autovías para el trayecto Ciudad Real, Burgos, me daba dos opciones, rodear Madrid por la izquierda o por la derecha. Si para la ruta de subida escogí la parte izquierda, ahora toca bajar por la derecha.
Tras pensar diferentes trayectos, al final decido visitar los lugares que por diferentes motivos me dejé sin ver el año pasado en el viaje de regreso de la 8CN celebrada en San Leonardo de Yagüe
Lunes, 9 de Junio de 2014, cerca de las 10 de la mañana.

Tras llenar el depósito, dejo Burgos por la autovía; no la abandono hasta pasado Aranda de Duero, a la altura de Fuentespina concretamente. Como cada vez que salgo con la moto tengo que perderme un poco, en esta ocasión me toca en este punto. En el cruce con la antigua nacional N-I, en lugar de girar a la izquierda, hacia Fuentespina, lo hago a la derecha.
En el primer sitio que puedo paro a mirar porqué no he llegado a dicha población, si estaba pegada al cruce... justo frente a mí sale una carretera que me lleva en línea recta hasta Fuentelcésped, donde retomo el itinerario inicial.
Me dirijo hacia Ayllón. Hasta el momento, mi menor preocupación había sido el estado del firme. Perfecto en todo momento. Aún después de ya unos años moviéndome por la geografía española, todavía me siguen sorprendiendo las grandes diferencias de estado, ya no con el cambio de comunidad autónoma, sino simplemente con el cambio de provincia.
En este caso, la parte segoviana de esta carretera pierde los arcenes y los baches hacen acto de presencia, al menos de momento no hay grava.

Con estas tribulaciones en mente, a la salida de una curva pronunciada, me encuentro con esta estampa.
Todos los demonios se esfuman al momento. ¡que chulo!, perooo ¿que pueblo es éste?
Me acerco un poco más, se trata de Maderuelo. Con todo el tiempo que gasto mirando sitios chulos para visitar, y de este no tenía ni zorra... emocionado por el descubrimiento, me adentro en sus callejuelas.
Tras cruzar por el puente el embalse del río Riaza, accedo por la denominada Puerta de la Villa, la cual según su página web, dispuso de foso y puente hasta principios del siglo pasado.
Puerta de Maderuelo
Aún conserva los cerrojos, la poterna y unas gruesas puertas de madera acorazada, con blindaje del siglo XV
Puerta Maderuelo
Se puede decir que me meto hasta la cocina, ya que la iglesia de mayor tamaño, -en otro tiempo llegó a contar con hasta 13, entre iglesias y conventos- con advocación a Sta. María del Castillo, se encuentra en la parte opuesta.
iglesia sta maria del castillo
En lo que entiendo es la plaza mayor de la villa, aparco a la sombra y me dispongo a cotillear un poco
plaza de Maderuelo
y disfrutar de las fantásticas vistas que ofrece este lugar antes de volver a la carretera.
No tengo que recorrer mucho, apenas una curva, cuando noto la presencia, cual película de indios momentos previos del ataque sobre los vaqueros, de que algo me observa
Igual con el zoom, me entendéis
¿Estos bichos me querrán comer? Este aparca apenas a 15 o 20 metros de mí
La foto salió un poco movida por los guantes, no por el miedo ;-p aunque es cuando toda la cuadrilla de antes arranca a volar, cuando emprendo yo también la marcha hacia Ayllón, no vaya a ser que se hayan cansado de la carroña y quieran probar la carne fresca...
Ya en serio, estoy en el P.N. Hoces del río Riaza, y precisamente uno de sus valores son las más de 150 parejas de buitre leonado que en él habitan.

Son solo unos minutos los que tardo en llegar a esta localidad de traza claramente medieval.
plaza de Ayllón
Su principal atractivo es el conjunto de su Plaza Mayor, probablemente una de las mas bonitas de España, en cuyo fondo se halla la casa del Ayuntamiento, antiguo Palacio de los Marqueses de Villena,
plaza de Ayllón
la antigua iglesia románica de San Miguel Arcángel, hoy oficina de turismo
iglesia romanica San Miguel Ayllon
desde el siglo XII, cuando se construye, hasta el 1 de febrero de 1902, año en que es suprimida para el culto, la de San Miguel fue la iglesia principal de la villa.
iglesia romanica San Miguel Ayllon
Al fondo, la Martina, como así se conoce a la torre albarrana de origen árabe que se ha convertido en la imagen más emblemática del pueblo, y la espadaña de la iglesia de Santa María la Mayor.
La Martina, AyllónEspadaña iglesia Sta Maria la Mayor, Ayllón
Creo que le estoy cogiendo el gusto a esto de viajar los días de diario. Puedes permitirte el lujo de observar como es la vida normal de un día cualquiera en estos lugares, normalmente repletos de turistas los fines de semana. El único turista eres tú.
Soportales madera plaza Ayllón
Tras un refrigerio en una terraza, observando la vida normal de este día en Ayllón, me pongo de nuevo en camino. Abandono la población por el arco medieval
Arco de entrada, Ayllón
justo enfrente del puente que evita el río Aguisejo. Un poco seco en estas fechas.
puente río Aguisejo, Ayllón
Me dirijo hacia Atienza, hermanada desde el 2006 con Ayllón, tal y como reza un cartel en algún lugar de la plaza. Imaginaba que este hecho haría que las comunicaciones entre ambas localidades fuera buena. Nada mas lejos de la realidad. Hasta el límite territorial con Castilla La Mancha, apenas puedo circular mas rápido de 60 Km/h debido a la cantidad de grava y baches que pueblan el recorrido. Lo peor de todo con diferencia.
castillo de Atienza
Al menos paisajísticamente es estupenda, paralela al curso del río, voy rodeado en todo momento por las últimas notas de verde intenso. Con el cambio de comunidad autónoma, además del ancho y firme de la carretera, los espacios se abren, cruzando fríos páramos y secarrales, hoy aprovechados como campos eólicos.
Castillo de Atienza
Paso de largo por Atienza, no tengo planeada parada aquí. Continúo hacia la siguiente localidad en importancia: Sigüenza. Pero antes, a medio camino aparece otra de las curiosidades de hoy.
salinas de Imon
Las salinas de Imón. Durante mucho tiempo la mayor productora de sal de España.
salinas de Imón
Hoy en día un conjunto de instalaciones salineras casi abandonadas, declaradas en su día Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla La Mancha.


salinas de Imónsalinas de Imón
salinas de Imón
En Sigüenza, paro a comer un bocata en un bar,
vista de Sigüenza
pero antes me acerco al castillo, hoy reconvertido en Parador; de las veces que venido por aquí, es lo que me quedaba por conocer.
castillo de Sigüenza
Lo que tampoco conocía, y ya tenía ganas de hacerlo es el Barranco del río Dulce, hacia donde me dirijo a continuación, a unos 5 kilómetros de Sigüenza.
Ya es seguro que voy de sorpresa en sorpresa. No me esperaba tal espectacularidad.
Primeramente por el vistoso verdor que aún muestra la zona,
Lo cerca que está Pelegrina de la carretera "principal" y lo llamativo del lugar.
y para terminar, lo expléndido y escarpado del barranco en sí.
Estad seguros que las fotos no le hacen justicia.
En este punto, se encuentra el mirador homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente, ya que aquí rodó algunos de sus documentales sobre el águila y el zorro. De nuevo vuelve a aparecer este nombre, ayer estaba rodando por su pueblo natal.
Al fondo, en época de lluvias, cae una cascada, lo acabo de descubrir navegando por Wikipedia.
Por cierto, la primera foto de la crónica pertenece a este mirador. Volveré algún otoño para recorrer la ruta senderista que lo atraviesa.

Y no en futuro, sino en presente, continúo camino que aún me queda bastante trecho hasta casa.
En Masegoso de Tajuña, da comienzo una de las carreteras mas bonitas y sinuosas de la zona. Su trazado, paralelo al caprichoso curso del río Tajuña, es sinónimo de curvas.
Justo cuando me estoy animando, y la siguiente curva cada vez llega antes, me encuentro con la población, o mejor dicho, despoblación de Civica.
Civica, Guadalajara
¡que chulo!, perooo ¿que pueblo es éste? lo mismo de hace un rato. Ahora buscando en internet, veo que sin tanto matorral, es mas chulo aún. Una lástima. Me lo encuentro con todo cerrado, y diferentes señales de prohibido pasar, por lo que no me aventuro a nada.
Se trata de una pequeña aldea abandonada con una serie de arcos, puertas y balaustradas horadadas en la roca durante los años 60 por un cura de la zona. Don Aurelio, como se llamaba, con ayuda de feligreses voluntarios se dedicó a edificar sobre las rocas y oquedades un laberinto de balaustradas, barandillas y escalinatas que comunicaban entre si las grutas.
A unos metros, se encuentra lo que en tiempo de lluvias debe ser una bonita cascada a pie de carretera. Hoy como se aprecia, bastante poco espectacular.
Prosigo mi camino hacia Brihuega, más adelante, de nuevo me vuelvo a perder, esta vez en Armuña de Tajuña. Me dijiro hacia Pastrana, y en este punto no encuentro señalización ninguna y acabo cruzando de lado a lado el pueblo de Armuña. Aclarado el asunto de nuevo con el mapa, -no vi ni un alma en el pueblo- logro llegar sano y salvo a Pastrana, donde me dispongo a realizar el último alto en el camino.
Palacio ducal Pastrana
De todos es sabido que el principal motor turístico de esta localidad es su Palacio Ducal, donde acabó sus días la famosa Princesa de Éboli. La mas controvertida y envidiada mujer de su tiempo. Os enlazo un documental de la serie "Mujeres en la historia" por si os apetece profundizar algo más en esta historia: Aquí
Llego media hora tarde para poder realizar una visita por el interior del palacio, así que en su lugar, me adentro por el pueblo para estirar un poco las piernas y tomarme algo fresco en algún bar.
De vuelta a la moto, llegaré del tirón a Ciudad Real, cogiendo autovía en Tarancón, Ocaña y finalmente Ciudad Real.

Y esto ha sido todo, un grandísimo fin de semana recorriendo buena parte de la geografía española.
Gracias por leerme.
V's

Comentarios

  1. Si es que por donde vayas se pueden descubrir curiosos lugares, si vas predispuesto a ello. Parte del recorrido lo hicimos de vuelta este pasado verano pero las sucesivas tormentas no nos dejaron apreciar todo lo que hubieramos querido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu mismo lo has dicho: si vas predispuesto a ello. Cuanta razón llevas.

      Gracias por pasarte!
      Un saludo,

      Eliminar
  2. Para que digan que lo peor de los viajes es el ir y venir jejeje Menudos descubrimientos nos traes ;)
    Gracias por compartir.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es porque no lo han pensado bien jeje
      Gracias a ti por pasarte.
      Un saludo,

      Eliminar
  3. Muy chula la trilogia.
    Saludos.
    Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste.
      Nos vemos pronto, saludos

      Eliminar
  4. aparte de viajar te felicito por el reportaje fotográfico, tomo nota de la ruta, algún dia podre hacerla.VVVVsss, nos vemos en la carretera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hombre, en cualquier puente te montas una escapadita, que merece la pena.

      Gracias por pasarte.
      V'ss

      Eliminar

Publicar un comentario

te puede interesar: