Oropesa (de Toledo)... volviendo hacia atrás

Si sois lectores asiduos a esta humilde blog, recordaréis la entrada de Abril en la que viajaba por segunda vez al Valle del Jerte. En ella, la vuelta a casa se quedó colgando, y eso no se podía quedar así, ya que los lugares a cruzar no se merecen tal afrenta, así que este fin de semana desandé aquellos pasos y volví disfrutando de lo que en su día no pude.


Por ello, he pensado en hacer de esta entrada, una segunda parte, e imaginar el regreso que habría podido ser. Voy a jugar un poco con el tiempo, ya que voy a alterar la línea temporal y voy a empezar por el final, para ir volviendo a casa y hacerlo más real. A ver que sale.

¡Ah!, me acompaña Jose Vicente (JV) con su flamante Harley.


Nos encontramos en Oropesa, (de Toledo, que aquí no hay mar...) de hecho, estamos a los pies de la Sierra de Gredos, al ladito mismo del río Tajo. Esta población fue conquistada por romanos, luego por árabes y reconquistada en el s. XII por los cristianos, convirtiéndose en el s. XV en condado, lo cual indica que seguro que hay muchísimas cosas para ver.


Aparcamos las motos en la Plaza del Navarro y nos disponemos a visitar la villa dando un paseo. Esta plaza es el principal punto de encuentro del pueblo, su elemento más significativo es la torre del reloj (construida en 1901) que forma un arco apuntado sobre una callejuela. En su interior se albergó la Real Fábrica de Sedas.


Una curiosidad que me llamó la atención, es que los letreros de las calles, indican los nombres que ha tenido el lugar durante la historia reciente.


Este edificio sirvió durante siglos como pósito municipal, hasta que en 1871 se trasladó aquí el Ayuntamiento.


En 1912 se levanta esta biblioteca decorada con azulejería Talaverana de Ruiz de Luna y Guijo (Sí, la foto es una patata).


No se que actividad habría en el pueblo, pero había multitud de hombrecillos de estos.


El antiguo ayuntamiento constaba de una catedral y dos salas para celebrar las sesiones municipales en invierno y en verano hasta el año 1871.


Justo enfrente, se encuentra la Iglesia P. Nª Sª de la Asunción.


De la primitiva iglesia de Sta. María se conserva su fachada de estilo románico, con incrustaciones platerescas.


Ah, no...perdón, que esto es otra cosa, pero estaba allí enfrente, que conste. Esto sí.
D. Fernando III Conde de Oropesa reconstruye su crucero concluyendo la obra en 1613. (Amén)



Un detallito.


Desde otro ángulo


Allí mismo está el llamado Pasadizo. D. Fernando Álvarez de Toledo -V Conde de Oropesa- lo manda construir en 1620, con el fin de unir el Palacio con la Iglesia, para que la Condesa y su séquito asistiesen a misa. (cosas del medievo)


¡¡Ya se ve la torre del castillo!! De hecho debían de estar haciendo alguna representación porque se oía música de flautillas medievales y eso. Luego veríamos a gente disfrazada de motero... ains, digo... caballero.



Pero nos hicimos los duros, y en lugar de dejarnos seducir por las melodías medievales, divisé en una callejuela aneja, una pared tremenda de granito, y fuimos a ver de que se trataba, que seguro había algo interesante.


La Capilla de S. Bernardo. Precursora del arte barroco español. Fue construida en 1605 bajo los planos de Francisco de Mora, para el enterramiento de D. Francisco de Toledo, V Virrey del Perú.


Y siguiendo con la palabra "aneja", pues aneja a esta capilla se encuentra el Colegio de los Jesuitas. Fundado por D. Francisco de Toledo y regentado por la Compañía de Jesus desde 1590, llegó a tener privilegio de Universidad. Ahora completamente en ruinas. Sólo se sostiene la fachada y espérate tu mucho...


Ahora sí nos dispusimos para ver el castillo. Callejeando fuimos a salir a la parte de atrás del Castillo Viejo, construido por los árabes, y fue levantada sobre una estructura romana de planta rectangular y torres circulares; de él no tengo foto, principalmente porque me llamó más la atención las vista que tiene sobre la próxima sierra.


Prácticamente sobre él, o por lo menos "anejo" -jeje- se encuentra el Castillo Nuevo. Construida aproximadamente en 1402, también posee una planta rectangular, en cambio, sus torres son diferentes. En su interior está situada una gran plaza a la cual sólo se puede acceder por una puerta siempre vigilada por una de sus torres, a la que se accede por una rampa escalonada de la cual se dice que es una de las más famosas de España. El patio de armas, donde hoy en día se celebran actos culturales, es un gran rectángulo que recoge las infraestructuras de la fortaleza. Declarado Monumento Histórico Artístico en 1923, destaca su Torre del Homenaje y su Patio de Armas.

Acercándonos por un costado.




Para acceder a él, hay que hacerlo por el Palacio Condal.


Antigua residencia de la familia Condal de los Álvarez de Toledo, en el año 1931 se convirtió en el primer Parador de Turismo que se levantó sobre un edificio artístico. Destaca su artesonado original del s. XV




Al interior no pudimos acceder porque a estas horas estaba cerrado.


Así deberían estar algunos que yo me se....


Ya en el exterior del recinto, bajamos al parquecito que hay detrás de este complejo y disfrutamos antes de marcharnos de la muralla exterior y una de sus cuatro puertas originales.



Dejamos Oropesa, sin ver todo su patrimonio, ya que íbamos sin guía y en su página web (de donde he sacado alguna información) he visto que había aún mas cosas por ver.

Retomamos el asfalto por la CM-4100 donde en un momento estamos de nuevo aparcando las motos, en la plaza de El Puente del Arzobispo.


Población fundada por el arzobispo de Toledo, Pedro Tenorio en la segunda mitad del siglo XIV. El arzobispo era propietario de la vecina Alcolea de Tajo, con un amplio término municipal. Dentro de ese término era necesario cruzar el Tajo para ir al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. Anteriormente se utilizaban endebles barcas causando frecuentes accidentes. Por ello, Pedro Tenorio mandó construir un gran puente para salvar el río. El arzobispo deseaba que una villa vigilara la construcción y de ahí el nacimiento del pueblo. Constituye junto a Talavera de la Reina los núcleos de tradición alfarera más importantes de España.


La Iglesia P. de Sta. Catalina, aunque data del s. XV, no mantiene nada de su estructura primitiva, siendo totalmente reformada en el s. XIX preside el emplazamiento.


Unida por el pasadizo que se ve en la foto está el Convento Hospital de Sta Catalina, ahora residencia de ancianos, o algo así.



Lo que me llamó la atención es la cantidad de soportales que había en la plaza.




Y la colocación en las azoteas de estos jarrones como adornos (supongo que tendrá un nombre, pero no lo se, inculto que es uno)



Esto debe ser típico de la zona, porque no lo he apreciado en ningún otro sitio.


En conmemoración a la batalla
de El Puente del Arzobispo en la
guerra de la independencia y
homenaje a la Bandera Española

Así reza el texto citado en el mástil. Y tras unas clases con la hermana, continuamos nuestro camino


ya que el monumento más destacado de la población es el puente sobre el río Tajo del s. XIV.


Consta de once arcos, de piedra y estilo gótico.




Este tiene que ser el "puto amo" esta semana jejeje


Dejamos atrás El Puente del Arzobispo y continuamos en dirección La Estrella. A apenas un par de kilómetros, nos encontramos, bueno, mas bien, fui buscándolo, porque no está indicado por ningún sitio, el Dolmen de Azután, huelga decir que es prehistórico.


Está a la salida de una curva, y no hay sitio para apartarse. Nosotros dejamos la moto en el arcén. (recordad que en realidad, iba en sentido contrario, así que estaba parado a la entrada de la curva. A la salida puede ser peligroso.)


Os dejo la serie de fotos que realicé, para que lo veáis bien. En invierno, sin tanta hierba se debe apreciar mejor.


esto debería ser el pasillo de la entrada



Según el gMaps, la posición del sitio este es: 39.78064,-5.148409


Esto es una autofoto mal tirada, pero sirve para demostrar lo alto de las piedras.
Dejando esto, continuamos hacia La Estrella, donde a la salida del pueblo, nos encontramos con su Iglesia de la Asunción del s. XVI







El siguiente punto es La Nava de Ricomalillo. Para llegar hasta aquí, la carretera se reduce a un carreterín de apenas un solo carril, muy bien de asfalto, eso sí. El mapa lo marca como TO-7022-V. Si hacéis este tramo del revés, es decir, entrando por La Nava, esta carretera no está señalizada, tendréis que entrar por la  calle que sale antes de la gasolinera.
Paramos para observar el puente sobre el río Uso.


Por los alrededores, se cruza sobre la vía verde de La Jara. Que googleando, me encuentro con que resulta que es una vía de ferrocarril por la que nunca llegó a circular ningún tren. Una más de tantas. Por suerte el trazado se ha reconvertido en un espacio verde.


En La Nava de Ricomalillo, N-502 hasta Sevilleja de La Jara, a la cual tienes que acceder en el primer y único desvío si quieres coger la CM-4106 hacia Anchuras, sino, tendrás que dar la vuelta de mala manera más adelante, ya que el cruce que hay pasado el pueblo, está muy bien hecho, y no permite girar a la izquierda.
De aquí, pues ya es de sobra conocido el itinerario, Anchuras, Horcajo de Los Montes, y en esta ocasión Piedrabuena, a la cual entré para conocer su Iglesia


y su archiconocido monumento a los mayeros ;-)


Aquí debería finalizar la ruta, pero como comenté al principio, lo contado hasta ahora se recorrió al revés, con lo que este, en realidad fue el camino de ida, y faltaría entonces el de vuelta.

Era de mi conocimiento una bonita -a mi parecer- iniciativa de la vía verde de la Jara consistente en montar en unos vagones de tren, una cafetería, y estos estarían a pie de "vía" -verde jeje-. Sabía que uno de ellos estaba cerca de Oropesa, concretamente en Aldeanueva de Barbarroya.
Así que para la vuelta, pasado El Puente del Arzobispo cogimos el desvío de la CM-4104 hacia Azután y posteriormente Aldeanueva.


Voy a poner a mi socio, que aquí tiene pinta de malote. Aunque está posando.
El bar que nos encontramos fue este:


Unos hijos de puta vándalos destrozaron 3 de los 4 que instalaron, y no los han vuelto a poner en marcha. Y de esto ya hace unos años. En fin.


A partir de aquí fue rodar sin nada que destacar hasta casa. Me despido con esta foto, en la que ya veo la moto preparada en la estación esperando para partir hacia su próxima parada.

Espero que os haya gustado.

V'sss

El mapa:

Comentarios

  1. Hola, bonitas fotos con bonitos detalles de un bonito pueblo. Pues si, como un refran de mi pueblo; de lo bueno, en este caso 'bonito'; siempre tres!
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Dorita/Alh. Un saludo

      Eliminar
  2. Joder "Maestro" cada vez te pareces mas al de "un pais en la mochila".
    Muy buenas las fotos, peros los comentarios parecen del propio Gustavo Adolfo Vequer.
    Sigue así, esta muy chulo

    ResponderEliminar
  3. que cachondo que eres jejeje. Gracias por los comentarios.
    Por cierto es "Becquer" ;-p

    ResponderEliminar
  4. Pues como para no volver a Oropesa¡¡ que cantidad de patrimonio en un solo pueblo¡¡
    Gracias por compartir ;)
    V´ss

    ResponderEliminar
  5. Tienes que explicar un poco mejor eso de que «el antiguo ayuntamiento [de Oropesa] constaba de una catedral y dos salas...» Si realmente es así (una catedral dentro de un ayuntamiento), la cosa es de Guinnes, por lo menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo.
      En primer lugar, gracias por leerme.

      Esa duda la tendrás que trasladar a la página oficial del ayuntamiento de Oropesa, de donde obtuve la información. http://www.oropesadetoledo.org/ruta%20monumental%20flash.html

      A mí también me llamó la atención cuando lo leí, pero, entiendo que se referirá a algún elemento u ornamento que se denomine (o lo denominen) así, lógicamente una catedral como tal, con su campanario y todo, no creo que estuviera dentro del ayuntamiento ;)

      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

te puede interesar: