...el noroeste de la provincia.

En esta ocasión, decidí hacer la ruta con mi humilde YBR, ya que ésta iba a ser corta, conocida, con algunos tramos bastante malos, y bueno, hacía mucho que no la sacaba de paseo para quitarle la carbonilla jeje.

Salimos Victor y yo, como siempre en el invierno, a eso de las 10, ya que Javi tenía cosas que hacer y se iba a retrasar, quedando con él en un punto intermedio del camino.
Ya una vez reagrupados los 3 que habíamos quedado para salir, continuamos por la N-430 dirección La Puebla de Don Rodrigo, para disfrutar de uno de mis tramos favoritos -esto creo que ya lo dije en otro momento-, a saber, del Puente de Retama hasta La Puebla, además en este caso tuvimos suerte, ya que no encontramos ningún camión que me cortara el paso, ya que con la motillo, no habría podido adelantarlo.
En la carretera que nos lleva hasta Arroba de los Montes (CM-4103), podremos disfrutar de vistas como esta...



Esta pequeña cascada ponía banda sonora a tan precioso paraje.


...prosiguiendo por un tramo circundado por pinares, eso sí, con un asfalto en bastantes malas condiciones.

Una vez llegados a Arroba, la carretera volvía a estar practicable y proseguimos dirección Horcajo de los Montes.
Entre retrasos, y tiempo perdido en general, cuando llegamos a Horcajo, era mas tarde de lo previsto, y ya se hacía tarde para llegar a comer a casa como era mi intención, así que en un supermercado del pueblo, compramos algunas cosillas y decidimos hacer un picnic en algún merendero.

Continuamos por la carretera que cruza el P.N. de Cabañeros (CN-4017), dirección Retuerta del Bullaque. Por aquí pudimos disfrutar también de bonitas vistas aunque al igual que en la CM-4103 no podías quitar el ojo a lo negro, ya que con las lluvias, se han formado algunos agujeros. Decir que discurrimos por un tramo del parque que se quemó hace un par de veranos y lo cierto es que te ensombrece el alma ver eso. Si por mí fuera, en lugar de meter en la cárcel a los pirómanos, los ponía engrilletados con una azada y los tenía reforestando el monte a él solito hasta que recuperara el daño hecho.

Ya una vez fuera del parque, nos encontramos una especie de embalsamiento de agua con un merendero bastante bien acondicionado, detrás del montículo del embalse y decidimos parar a comer aquí.


Los robles, no se si estaban secos o esperando que llegara el buen tiempo.

El sonido de ese caudal hizo que comiéramos con BSO

En la zona del aparcamiento.

Este banco en verano, a la buena sombra de la encina, el sonido refrescante del riachuelo, y un buen libro... lástima que me pille a 100Km. de casa

Una vez que dimos cuenta de las viandas, continuamos el paseo poniendo nuestra mirada en el embalse de La Torre de Abraham, más concretamente en su zona recreativa, donde realizamos la última parada.

Es la primera vez que desembalsa desde su ampliación en 2001.



Una vez visto esto, continuamos hasta Ciudad Real, donde dimos por finalizada la ruta. En total, unos 250 Km.


Ver mapa más grande



V'sss

No hay comentarios :

Publicar un comentario