a patear Mirambel, Tronchón y Olocau del Rey.

Desde prácticamente primeros de año, ya tenía apalabrado este viaje. Como sabía que iba a tener la más pequeña, decidí ponerle remedio al asunto, y me puse manos a la obra para buscarme algo un poco mayor, por eso de equilibrar fuerzas :) Es el primer viaje de más de mil kilómetros que hago con la nueva montura, y básicamente lo tenía pensado antes incluso de que me entrara la vena.
Como parece que va a ser cierto eso de que no me bajo, y sabéis que no me gusta contaros nada sin fotografías de apoyo, me dejo de monsergas, os introduzco rápido y vamos a ver cosas.
Puerta de las monjas, Mirambel, Teruel