...hacia el Santuario de Cortes

Antes de nada, desearos un Feliz y prospero año 2011 que para eso es la primera entrada del año y esperemos que la primera también de una larga lista.

Aprovechando que este sábado el tiempo daba una pequeña tregua, -ponía agua sólo a partir de la tarde- y que tenía apuntado en la libreta como pendiente de visitar el Santuario de Ntra Sra. de Cortes, en Alcaraz (Albacete) me puse manos a la obra. La ruta, fácil, ir para allá por la vía rápida y para la vuelta ya se vería donde me llevaba la carretera, aunque por si acaso, me echaría el mapa, que si no lo mismo me toca hacer noche fuera.
La ruta rápida es seguir la CM-412 hasta el cruce con la N-322 (Albacete - Jaén) ya en las proximidades de Alcaraz. Eso sí, parando entre medias para hacer un poquito de turismo, aunque mas bien poco. Os cuento:

Siempre que he tenido que bajar por esta zona, he seguido esta misma ruta, la cual atraviesa unos cuantos pueblos, parando en alguna que otra ocasión en el más monumental de la zona, Villanueva de los Infantes, dejando un poco de lado el resto. Así que hoy he hecho lo contrario, he pasado de largo de Infantes, para parar en el siguiente pueblo, Villahermosa, ya que desde mucho antes de llegar, lo que te llama la atención es la imponente torre de su iglesia.

Tras pasar un rato por sus estrechas calles dibujadas sin control apareciendo muchas veces por el mismo sitio por el que había entrado, logré llegar hasta la buscada iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción para solamente poder hacer esta foto, ya que fue sacar la cámara y aparecer por una esquina un cortejo fúnebre, y no era plan de ponerse a hacer turismo dentro del templo.


Iglesia Ntra. Sra. de la Asunción. Villahermosa -esta foto no es mía-

El interior. -esta foto no es mía-

Recogí los bártulos y me puse de nuevo en camino, en busca de mi siguiente parada, esta vez si, planeada. Villanueva de la Fuente.

A la entrada del pueblo te encuentras con estas curiosidades, sin cartel ni nada por el estilo que explique algo.



A la salida del pueblo comienza un barranco que en su parte opuesta da comienzo a la Sierra de Alcaraz, y por tal motivo, intuía que debía haber algún mirador o algo para disfrutar tan grato paisaje. Y mira tu por donde, que esto lo encontré a unos kilómetros del pueblo, en la Ermita de los Desamparados (hoy vamos de vírgenes jejeje) en la carretera de Albaladejo.



Investigando ahora un poco más, resulta que este pueblo, que ignorante de mí, pensaba no tenía pena ni gloria, resulta que está asentado sobre un yacimiento arqueológico de diferentes épocas, además de poseer también restos de una calzada romana, mas concretamente del camino de Aníbal. Mas información aquí.

Retomando de nuevo la ruta, ya casi llegando al cruce con la N-322 donde nos desviaremos hacia Alcaraz, aparece esta torre.



Y poco le queda de vida, ya que menuda sorpresa me llevé al pasarlo y observar que la otra mitad se ha derruido, y me atrevería a decir que no hace mucho, porque recuerdo verla entera. Una verdadera pena.


Y tras esto, llegamos a Alcaraz. Durante el camino pensé que estaría bien enseñaros algo de Alcaraz, así que decidí hacer un alto en el pueblo, que está muy bien.
Yo ya lo conocía y os digo que si pasáis por aquí, y decidís parar, gastar el tiempo necesario en una visita tranquila, ya que merece muchísimo la pena darse una vuelta a pie y visitar el interior de sus monumentos.
Alcaraz conserva hasta nuestros días un conjunto renacentista de gran belleza, en el siglo XVI la ciudad vive un auténtico apogeo artístico y cultural, se levantan la mayoría de los palacios y edificios notables, destaca la Plaza Mayor donde se encuentran la Torre de la Trinidad y la Torre del Tardón, seña de identidad de la ciudad.
Un recorrido por sus calles, plazas y monumentos nos transportará al pasado y nos dará cuenta de la importancia histórica de este bello enclave situado en la Sierra de Alcaraz.

Restos del Acueducto

desde otro ángulo

Arco de Puerta Nueva. Separa el casco antiguo del nuevo

Casa de los Galianos


Paseando por la Calle Mayor

Iglesia de S. Miguel

Portico de Casa de los Guerreros. Están representados Hércules y Teseo.

Inesperada en la Plaza Mayor. Torres de El Tardón (reloj) y La Trinidad.

Lonja de la Regatería (1592)

Lonja del Ayuntamiento o Alhorí (1558)

Detalle escudo Puerta del Alhorí

Puerta del Alhorí. Oficina de Turismo

Arco de la Zapatería

Capilla de San Sebastián

Iglesia de la Santísima Trinidad

Como curiosidad decir que aquí está enterrado el último bandolero. El Pernales:

Las montañas de la Sierra de Alcaraz vieron los momentos finales del último bandolero, una especie de Robin Hood según la creencia popular, cuyos restos mortales descansan para siempre en el municipio de Alcaraz.
Huyendo de la Guardia Civil desde Andalucía hacia Levante, el Pernales y su compañero el Niño del Arahal llegaron hasta las cercanías del puerto del Bellotar, muy próximo a Villaverde de Guadalimar. Preguntando el camino a seguir a un guarda forestal que encontraron, éste sospechó de los dos hombres que viajaban muy armados e informó a las autoridades de Villaverde. La Guardia Civil salió a su encuentro y cuando les dio el alto, los bandoleros respondieron disparando sus armas. Después de un tiroteo ambos cayeron abatidos en el paraje conocido como Las Morricas, el 31 de agosto de 1907. Trasladados hasta Villaverde sus cadáveres fueron expuestos en la plaza. Al día siguiente fueron llevados a Alcaraz donde el Pernales fue enterrado.
Se dice que su espíritu sale de su tumba para robar a las personas más ricas del pueblo y que lleva el producto del robo a alguna persona de humilde condición. Así, si los vecinos acaudalados no quieren ser víctimas de sus robos, deben subir al cementerio, situado en el viejo castillo, y depositar algunas flores frescas en su tumba, motivo por el que a Pernales nunca le faltan flores.

Me hubiera gustado visitar el cementerio para comprobar que es cierto lo de las flores jejeje.

Tras esto, continué mi camino hacia el destino del viaje. El Santuario de Ntra. Sra. de Cortes. El sitio en sí no tiene nada de espectacular, o al menos eso me parece a mí, es más importante por el contenido simbólico e histórico del lugar, y tenía que visitarlo.
Sumergida en atisbos legendarios, el Santuario de Ntra. Sra. de Cortes, se ubica en el entorno donde los lugareños sitúan una antigua fortificación popularmente conocida como La Atalaya.
Las crónicas cuentan, además, que dicha Atalaya era en realidad el castillo de Carriz, donde el magno rey, D. Alfonso VIII de Castilla se reunió con los reyes D. Pedro II de Aragón y D. Sancho VII de Navarra, en las primeras Cortes conjuntas de la primigenia España (de diez comunidades autónomas actuales), acordando importantes estrategias y compromisos para la batalla definitiva contra los almohades en las Navas de Tolosa 1212), y la posterior conquista de la ciudad de Alcaraz (que quedaría a retaguardia). Así fue como dicho asedio duró desde primeros de marzo hasta la segunda mitad del mes de mayo de 1213, consiguiendo, con no poco esfuerzo, tomar para siempre dicha ciudad.
Fue cuando, nueve años después, el 1 de mayo de 1222, se produjo la aparición de Ntra. Sra., al pastor Francisco Álvarez, natural de Solanilla, en el hueco de una encina. En recuerdo de aquel singular evento se erigió el santuario actual.
Algunos investigadores defienden además, que próximo al castillo, también debieron de instalarse los seguidores de la nueva Orden de la Santísima Trinidad y de Redención de Cautivos (fundación de origen provenzal, de inicios del siglo XIII, pionera para aquel tiempo), con gran éxito como intermediadora de los sucesivos conflictos entre las tropas cristianas y moriscas (la “Cruz Roja” del medievo). Orden ampliamente extendida por España y por toda La Mancha y Murcia, que difundió la actual imagen con iconografía característica “trinitaria” (capa triangular y cuernos a los pies), a semejanza de otras imágenes semejantes: Virgen de Los Llanos de Albacete, Virgen de Los Remedios de La Roda y Fuensanta, Virgen de la Fuensanta de la ciudad de Murcia, etc.
En la actualidad, el lugar es de máximo abolengo popular y tradicional como lugar de peregrinación desde los distintos puntos de La Mancha y de la Andalucía septentrional, que cada 8 de septiembre, concentra a una numerosísima multitud en romería junto a este santuario.






Para volver, decidí seguir una carretera que vi cerca del cruce del Santuario la cual me permitiría encontrar un mejor ángulo para fotografiar este puente.


O eso creía yo. El dichoso puente, pertenece a un antiguo trazado de ferrocarril, reconvertido en vía verde que une El Jardín con el Santuario. Habrá que hacer una excursión con la bicicleta.


La carretera en cuestión es la C-5, que conduce hacia Viveros pasando por Solanilla y Canaleja.

Tras kilómetros y kilómetros de recta, esto se convierte en un paraíso.


Son apenas 8 Km. pero en una sucesión de curvas de 180 grados bastante entretenidas, a veces algo peligrosas por la grava existente debido al barro que echan los coches al entrar desde el campo, pero que como no son para nada rápidas no hay mayor problema.

Y además se veía que estaba recién arreglada!!
Desde un apartadero, prácticamente a 2 curvas del final de la sucesión, se puede disfrutar de estas vistas.

Buscando una toma para la cabecera jejeje

El pueblo es Canaleja

Tras volver a la marcha, y sin apenas tiempo de lamentar el fin de las curvas, a apenas 100 metros, veo que algo cruza la carretera de un salto, y al segundo, se vuelve a repetir la situación, coño!! 2 cervatillos. Voy a hacerles una foto... pero llegué algo tarde. Como corren los condenaos, y que bonitos son. Ahora comprendo lo de las estatuas del pueblo de antes.
Estaban bebiendo agua en una charca que se había formado al otro lado de la carretera con estas lluvias.


Tras la sorpresa, sigo adelante contrariado por un cambio de asfalto a peor hasta llegar al mencionado Viveros, donde tras echar un vistazo al mapa para ver donde estaba y hacia donde seguir, decido continuar hacia El Bonillo por la CM-3123 que sale por el otro lado del pueblo, y esto lo digo porque apenas hay señalización.

Apenas unos metros, en un montículo al lado de la carretera había esto.



Que según he podido averiguar por internet el lugar es conocido como "La Cruz":
En la carretera del Bonillo y a 1500 metros de Viveros, se encuentra la Cruz, esta recuerda el hecho milagrosos de principios del Siglo XX, cuando una sequía asolaba los campos y un cuatro de Mayo los fieles sacaron en procesión 3 imagenes (Sto.Cristo, San Bartolomé y la Virgen de las Aguas), pidiendo lluvía con tal fervor que a llegar a este lugar llovía con tanta fuerza que tuvieron que volver corriendo a la iglesia.

El punto donde ocurrió tal suceso se recuerda con una cruz.

Prosiguiendo la ruta, -la carretera está en muy buen estado por cierto- decido parar en una aldea que me encuentro un poco más adelante, Pinilla, guiado por los carteles de la carretera.



Con la desilusión de encontrarme la ermita cerrada, a la cual le hago una foto sin bajarme siquiera de la moto, decido irme. Me arrepiento ahora, a posteriori, tras leer un poco más sobre la zona, ya que me hubiera gustado ver el manantial donde nace el río Guadiana Viejo.

Continúo camino hasta encontrarme de nuevo con otra grata sorpresa, y esta si que no me la esperaba. Unas salinas en medio de La Mancha!!!! Las salinas de Pinilla. No me decidí a parar porque el camino de entrada estaba con un charco enorme y no me atreví a meter la moto ahí. Desde la carretera se ve así.


A los pocos metros, me encuentro con esto:


Desde que salí del Santuario, creo recordar haber visto unas 3 indicaciones así, el cartel de como si fuera una carretera siendo en realidad una pista de tierra. Y en esta concretamente decidí parar a hacer la foto, porque viendo el mapa, sería un recorrido sensato, ya que siguiendo lo negro se da una vuelta grandecita.

Esta claro que cuando quieres algo, parece que todo se te pone en la cara para darte envidia. A ver si alguien me regala una moto trail jejeje.

Continuo hasta El Bonillo y al preguntar por la carretera que lleva a Ossa de Montiel me dijeron que por allí, señalando una dirección; no pensaba que era literal jejeje.


En realidad, no fue así, pero tenía que buscar un argumento para colocar la foto. Está tomada al lado de los carteles de antes, tras el cambio de dirección exagerado que se aprecia en el mapa antes de llegar a El Bonillo, aunque después, la otra fuera equivalente.

Tengo que volver por aquí mas despacio, ya que junto a la fuente del Guadiana y las salinas, me gustaría visitar también la plaza de El Bonillo, que en un folleto que me dieron en la oficina de turismo de Alcaraz -y que ni siquiera ojee-, pone que es monumental y no la conozco.

Llegando a Ossa de Montiel, se produce de nuevo un cambio en el paisaje, pasando de la extensión absoluta de campos de cereal (en estas fechas yermos) con largas rectas a un recorrido por zona de monte bajo atravesando un pequeño bosque de pinos y sabinas, además de que el asfalto comienza a retorcerse. Entretenidos los 2 últimos kilómetros antes de llegar a Ossa.

Desde aquí a casa, del tirón por la nacional N-430.


Ver mapa más grande

Igual la entrada me ha salido algo larga, pero como habéis visto, había mucho que contar aún habiéndome dejado por ver la mitad de las cosas.

V'sss

6 comentarios :

  1. Desde luego le sacaste partido al recorrido. Preciosas las panorámicas.. transmiten una agradable sensación de paz.. ;)

    ResponderEliminar
  2. Que guapa la ruta, que guapa la Honda!!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la ruta tio, he tomado buena nota de Alcaraz, me ha parecido un pueblo precioso y donde hay mucho que ver, me quedo con su Plaza Mayor, espectacular!, por cierto, me cabrea sobremanera que el patrimonio no se proteja en referencia clara a esa vieja torre o atalaya recien derribada, increible!...
    Guapa crónica, gracias por compartirla.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. JODER MAESTRO ERES COMO LABORDETA JEJEJEJE, EN SERIO ESTA WAPA LA DESCRIPCION QUE HACES DE LA RUTA Y LAS FOTOS, TUVISTE QUE DISFRUTAR MUCHO DEL VIAJE.
    UN BESILLO NOS VEMOS....

    ResponderEliminar
  5. Hola, acabo de ver ésta entrada con unos añitos de retraso.Un recorrido muy completo para un día y eso que parece que no lo conocías. Me ha gustado especialmente porque has sacado esa torre ahora hundida, que se llama La Torre de Gorgojí, que ha sido de mi familia hasta que por motivos familiares y CONTRA MI VOLUNTAD hubo que vender. He pasado muchas temporadas en esa torre todos los años hasta 2007 que la vendimos. Luego intentaron reformarla y la hundieron. Fue un disgusto enorme para mí, ya que era mi santuario espiritual.
    Si pasas por Alcaraz, zona que conozco desde niño, me gustaría hacer alguna rutilla por los alrededores y enseñarte un montón de sitios increíbles como "la contramina" que es una montaña atravesada por un conducto que llevaba el agua del acueducto medieval a Alcaraz, con unos paisajes impresionantes.
    No me enrollo más. Me ha tocado la fibra tu reportaje. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo puedo creer, bueno sí, esta es otra anécdota más que me está proporcionando el blog. A este paso, creo que las podría escribir en un libro.
      Mientras las emociones sean buenas, "me llena de orgullo y satisfacción".

      A mi me sorprende ahora la kilometrada para una mañana. Me he vuelto mas sedentario jajaja. Prácticamente desde Alcaraz a la N-430 de la vuelta era terreno desconocido.
      Gracias por la invitación, si me acerco por esa zona, y me acuerdo, -que esta es otra...- te aviso y vemos la contramina esa, que tiene buena pinta.
      Un saludo, y gracias por el comentario.

      Eliminar