una típica: Camino Soria

Han pasado dos meses y unos días cuando, con la música de Sabina ambientando, me viene la inspiración o las ganas mas bien, de contar escribir la crónica, esta crónica, del último viaje que hice al norte de la península. Varios días previstos con cuatro ideas a medio determinar, una serie de hoteles ojeados y ninguna reserva. El motivo oficial de este viaje fue el acudir, como cada vez que puedo, a la concentración nacional del Club YBR, que en esta ocasión, se celebró en la localidad vasca de Olaberría, y luego alargar. Aunque en mi fuero interno, el motivo era diferente y como dice uno, mejor ir partido a partido.
Ermita de S. Saturio, Soria