el Campo de Montiel

Bienvenidos de nuevo; han sido más de cuatro meses desde el último gran viaje relatado en este mismo lugar, por supuesto ha habido más, todos ellos sin inspiración para desgranar de una manera un poco decente los recorridos.

Aún sin encontrar a la musa que ando buscando, en esta ocasión os traigo otro poco de lo de siempre: Castillos, templos y pueblos señoriales. Más aún; en esta ocasión sigo los pasos de Fernando Yáñez de Almedina, discípulo del mismísimo Leonardo da Vinci, del poeta Jorge Manrique, -de nuevo por este mismo blog: Recorriendo en moto el triángulo manriqueño-, Tomás de Villanueva, santo a la postre, e incluso del célebre Francisco de Quevedo que fijara su última residencia en estas tierras. ¿quién dijo que no hay manchegos ilustres?¿me acompañas?
Campo de Montiel
En el título queda claro hacia dónde oriento el parabrisas de Inesperada. El Campo de Montiel, en pleno corazón de La Mancha, provincia de Ciudad Real.

Salgo mas tarde de lo planeado, como siempre, por el rectilíneo, en esta primera parte, trazado de la mítica CM-412 hacia Villanueva de los Infantes. Me auto impongo la penitencia de no parar hasta llegar a esta señorial e histórica villa.
Plaza Mayor Villanueva de los Infantes
Estoy en "El lugar de la Mancha" según el estudio científico sacado a la luz en diciembre de 2004, por el equipo multidisciplinar de investigación de la Univ. Complutense de Madrid. Concretamente dejo la moto aparcada en la puerta del edificio de la Alhóndiga.
Alhondiga Villanueva de los Infantes
Este edificio del s. XVI fue en su origen casa de contratación. Utilizado como presidio en el s. XVIII; en la actualidad alberga la biblioteca local.
Su principal atractivo se encuentra en su patio, formado por gruesas columnas en las que aún se conservan las inscripciones grabadas por los presos.
Patio Alhondiga
columna grabada Alhondiga
Apenas a 20 metros se abre el punto neurálgico de esta población. La Plaza Mayor, de estilo neoclásico, como dejan patentes sus antiguas balaustradas, las galerías de pórticos de piedra o la torre y ornamentos del templo de San Andrés.
Plaza Mayor Vva Infantes
Plaza Mayor Vva Infantes
En este lugar reposan los restos del ilustre Francisco de Quevedo, enterrado en 1645. Tras distintos avatares sufridos por sus restos, fue en 2007 cuando se identifican y son depositados finalmente en la capilla de los Bustos, para disfrute de los turistas previo pago de dos euros para la iluminación de la cripta.
Restos de Fco. de Quevedo
Interior tempo San Miguel Vva Infantes
Tras el paso por la oficina de turismo, para recopilar algo que contaros, me dispongo a pasear un poco por el trazado de tan magnifico conjunto monumental.
Calle Vva InfantesCalle Vva Infantes
Se dice que más de 200 escudos adornan estas calles y palacios. No me recorrí todos, pero si aprecié bastantes.
También en este lugar, los amantes del Quijote podemos disfrutar de la fachada de la Casa del Caballero del Verde Gabán, descrita por Cervantes en el capítulo XVIII de la segunda parte de su obra universal.
Casa del Caballero del Verde Gabán
Igual que podría haber sido descrita la Casa del Arco, para mí algo más espectacular.
Volviendo a D. Francisco, también es visitable la celda donde pasó sus últimos meses tan ilustre personaje, dentro del Convento de Santo Domingo.
Fachada convento santo domingo, Vva Infantes
Pero en su lugar, prefiero volver a la plaza a disfrutar de una cervecita fresquita para reponer fuerzas antes de continuar al siguiente destino planeado.
Apenas son 6 kilómetros los que hay que recorrer, siguiendo de nuevo la CM-412, para llegar al pequeño pueblo de Fuenllana. Esta pequeña población tiene el honor de ser la inspiradora de la ruta, en las decenas de veces que he pasado por aquí, en todas y cada una de ellas algo me llamaba la atención desde la carretera.
Fuenllana desde el lavadero de las monjas
Una pequeña investigación en internet, pronto rebela la cantidad de tesoros que esconde. Entre otros ser cuna de Santo Tomás de Villanueva.

El lavadero de las monjas es la primera construcción en la que me detengo. En las afueras del pueblo, a pie de carretera.
Lavadero de las Monjas, Fuenllana
Utilizado, al menos las pilas que en él se encuentran, durante siglos por las mujeres de este pueblo.
Los buenos observadores habréis detectado que en todo momento estamos a resguardo del castillo. Iglesia, mejor dicho, ya que es lo que queda de la antigua fortaleza santiaguista. Me dirijo hacia allí.
acceso iglesia Sta Catalina Fuenllana
La iglesia de Santa Catalina se finalizó de construir en el siglo XVI. Levantada sobre la capilla de un castillo anterior perteneciente a la Orden de Santiago. Es abandonada en 1743 en favor del convento de los Agustinos.
Interior ruinas iglesia santa catalinaInterior ruinas iglesia santa catalina
iglesia de Santa Catalina
En esta época, con la tierra labrada, se aprecia el característico color rojizo de esta comarca.
Panoramica campo de montiel desde Fuenllana
Panoramica campo de montiel desde Fuenllana
Os decía del Convento de Santo Tomás de Villanueva. Me subo de nuevo a la moto para dirigirme hacia allí a través de típicas calles de un pueblo manchego, con alguna que otra casa solariega.
Construido alrededor de 1735 por la Orden de San Agustín sobre el propio solar de la casa de su abuelo materno, donde nació.
Convento de santo Tomás de Villanueva, Fuenllana
En su interior se conserva la habitación misma en que vino al mundo, que venía siendo venerada como una capilla en la que hoy se hayan depositadas las reliquias del Santo, así como la pila en la que fue bautizado, sin duda, perteneció a la antigua Iglesia de Sta. Catalina.
Convento de santo Tomás de Villanueva, Fuenllana
En la actualidad hace las veces de ayuntamiento, iglesia y demás menesteres municipales.
No me puedo marchar sin ver la campana de Fuenllana, a riesgo de parecer descortés ante el grupo de jubilados que se afanan en no quitarme ojo y me jalean para que la vea. Bien orgullosos que están de ella.
Curiosamente es apartar la vista de la cámara y han desaparecido todos.

Mi próximo destino será Montiel, núcleo histórico principal de la comarca hasta el auge de Villanueva, allá por 1573. Para ello continúo nuevamente por la CM-412 hasta Villahermosa. Aquí me aparto a la derecha en la carretera que conduce prácticamente hasta Montiel. Con unas vistas estupendas, recomendable.
Campo de Montiel
Lo más destacado de Montiel, no es nuestra Sara -no he podido evitarlo-, es su otrora poderoso castillo de la Estrella, de origen árabe, en tiempos señor y vigilante de estos pagos.
castillo de la estrella. Montiel
castillo de la estrella. Montiel
Su localización no es casual, desde todos los accesos posibles a Montiel, el castillo es la figura dominante.
castillo de la estrella. Montiel
castillo de la estrella. Montiel
A los pies de este castillo, justo donde me encuentro aconteció el oscuro acontecimiento de la muerte de Pedro I de Castilla, el cruel para sus detractores, el justiciero para sus partidarios.
Monolito conmemorativo lugar muerte Pedro I de Castilla
Cuenta la historia que en este mismo lugar, en el año 1369, D. Pedro I murió traicionado por su hermanastro D. Enrique de Trastámara, -creo que el tatarabuelo de Isabel, la de la serie-
Monolito conmemorativo lugar muerte Pedro I de Castilla
que le dio muerte clavándole su daga repetidas veces y cortándole después la cabeza, con la colaboración del caballero bretón Beltrán Duguesclín, quien al parecer pronunció la famosa frase: “Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor”.
Monolito conmemorativo lugar muerte Pedro I de Castilla
Me vuelvo al pueblo a comprar algo de pan para el almuerzo. Continúo la ruta que tengo prevista, ya con la mente puesta en buscar algún lugar para comer. Salgo hacia la población de Albaladejo, por la CM-3127, y apenas a unos kilómetros, veo una alameda con mesas en la que mejor no puedo estar. El lugar es la ermita de la virgen de los mártires.
Por cierto, el pan estupendo, encontré una panadería tradicional. Tras la pitanza, un rato de relax tumbado a la bartola
Una fotillo más, y de nuevo a la ruta con fuerzas recuperadas. Como os contaba, el castillo siempre presente.
Desde Albaladejo, la cual dejo a mi izquierda, continúo hacia Terrinches, donde quiero visitar el reformado Torreón, parte del antiguo castillo, en la actualidad convertido en centro de interpretación de la Orden de Santiago.
torre de Terrinches, centro interpretativo Orden Santiago
Como suele ser habitual en mí, el error esta vez ha consistido en la hora. A las 4 de la tarde me parece a mí que el recinto está un poco cerrado.
torre de Terrinches, centro interpretativo Orden Santiago
Eso sin contar las obras de los alrededores. Me adentro un poco por el carreterín que sale de la misma puerta. Conduce al yacimiento de la edad del Bronce denominado Castillejo del Bonete. En esta ocasión no llevo intención de visitarlo, solamente buscar un lugar adecuado para fotografiar el entorno que se debe divisar desde la azotea del torreón. Sería algo parecido a esto:
No tengo tiempo para esperar a ver si abren, así que de nuevo a lo negro hacia Santa Cruz de los Cáñamos y Almedina. En este momento recibo una llamada que me hace regresar a casa.
Estoy de vacaciones, cerca de casa y estoy disfrutando muchísimo, así que vuelvo al día siguiente a este punto para continuar por donde iba.
Hecho el inciso, lo primero que veo nada más llegar a Almedina es la fuente de Carlos V
Fuente Carlos V Almedina
De ella se dice que sus pilares o abrevaderos son de origen ibero-romano.
Fuente Carlos V Almedina
Accedo a la población por la calle que sale a la derecha de la fuente -Almedina está encaramado en un cerro y no hay muchas entradas-. Ni siquiera me abrocho el casco. Enseguida me encuentro ante la primera de las obras expuestas en el museo al aire libre de Fernando Yáñez de Almedina.
Pasaje de la vida de San Jerónimo / Pinacoteca de Brera - Milán

Este pintor del renacimiento español, nacido en esta población, fue discípulo de Leonardo da Vinci.
Sus paisanos, orgullosos de ello, para encomiarlo, decidieron hace unos años realizar un museo en cerámica con sus principales obras por las calles de su pueblo.
La Visitación / Retablo mayor de la catedral de Valencia

De toda su obra, el museo al aire libre muestra 26 de sus obras, las cuales me recorro tranquilamente.
Pentecostés (derecha)
Descanso en la huida a Egipto (fondo)
Retablo mayor de la catedral de Valencia

Dejo la moto aparcada al lado del ayuntamiento, justo enfrente de la portada de piedra, perteneciente a la casa donde nació y vivió Fray Juan Muñoz de la Cueva, catedrático y obispo (1660-1728). -tal y como reza el cartel-. Unas calles más abajo, también visito los restos de la portada de la casa donde nació Fernando Yáñez.
portada casa Juan Muñoz de la Cuevaportada casa nacimiento Fernando Yáñez
Del cepillo de barrer me he percatado en la edición de la foto jajaja. Pero para risa la que pasé haciendo las siguientes dos fotos:
Esta casa es contigua a donde se dice nació el pintor, y como se aprecia bastante antigua. Mientras estoy haciendo estas fotos, desde detrás de un árbol situado al otro lado de la plaza, una de las dos señoras que estaban comentando la jugada del joven fotógrafo que va haciendo fotos a las paredes, dice a voz en grito: "niñoooo, ¿eres el del contador?". Con el traje de romano, en ningún momento pienso que se refiere a mí. Es cuando continúo calle abajo en busca del siguiente cuadro cuando definitivamente me aborda y me lo vuelve a preguntar. En esta ocasión con las debidas explicaciones de las señoras de los pueblos. -se donde está el contador y adonde había salido a hacer el "recao"- Tras las explicaciones pertinentes, aguantando todo lo posible la risa, continúo.
Natividad de María / Retablo mayor de la catedral de Valencia (izquierda)
Cristo portacruz / Colección Godia Sales - Barcelona (centro)

El ayuntamiento
Como dije, Almedina está asentada sobre un cerro, por lo que casi todas las calles que lo cruzan a lo ancho tienen esta pinta.
Aquí también tienen uno, mejor pintado, pero no tan famoso sin duda al de Borja:
Ecce Homo / Museo de Bellas Artes - Valencia

Recorrido la mitad del pueblo-museo, continúo con la moto en dirección a la salida.
Aparición de Cristo a la Virgen / Museo de Bellas Artes - Valencia
Abrazo de San Joaquín y Santa Ana. / Retablo mayor de la catedral de Valencia
Presentación de la virgen al templo / Retablo mayor de la catedral de Valencia (izquierda)
San Sebastián / Meadows Museum - Dallas (derecha)
Y ya que estoy con el arte pinchado en vena, pues unas de estatuas del parquecito por el que se accede al pueblo viniendo desde Santa Cruz de los Cañamos.

Si las mozas fueran a la vendimia como esta, seguro estoy que aún no se habrían inventado las máquinas de vendimiar.
Bromas aparte, aquí me coloco bien la ropa para continuar ruta, próximo destino: Villamanrique. Para llegar a esta población, tomo la carretera que se dirige a Puebla del Príncipe. Una parada técnica en medio de la carretera en la que aprovecho para tomar una última toma de Almedina
Y ya que estamos una de lo que me queda.
Aunque en Puebla del Príncipe hay un torreón muy similar al de Terrinches, visto hace unos segundos, paso de largo, ya que no veo el acceso y continúo hacia Villamanrique. Aunque pueda parecer lo contrario, no tenía pensamiento de parar en primer término, pero ya que la carretera pasa por la misma puerta de la iglesia, me detengo a echar una visual.
Además de la iglesia de S. Andrés, de estilo gotico-renacentista, y que es monumento nacional
Iglesia de San Andres, Villamanrique
Portada Iglesia San Andrés, Villamanrique
en esta población la tradición dice que en esta casa vivió Jorge Manrique mientras ostentó el cargo de gobernador del campo de calatrava.
Casa de Jorge Manrique, Villamanrique
Existen discrepancias por algún experto. Sea como fuere, es una casa típica de la época con un patio columnado, como intento ver a través de la verja.
De aquí sale también un camino de tierra que conduce hasta el Castillo de Montizón, el cual tengo muchas ganas de visitar, pero será cuando tenga moto apta para ello, más aún con el mal estado en el que se encuentra el camino, si es que no lo han arreglado desde mi primer intento hasta hoy.

Reemprendo la marcheta hasta el que será el último destino de la ruta. Torre de Juan Abad, de la cual fue señor Francisco de Quevedo entre los años 1610 y 1645.
Estatua de Quevedo, Torre de Juan Abad
Al primer lugar donde me dirijo es a la iglesia.
Como suele ser habitual, más aún en los pueblos pequeños, al tratarse de la casa de una persona destacada, pensaba encontrarla por los alrededores, pero no fue así. Continúo por la plaza, donde el edificio de la casa de la tercia, que hace las veces de biblioteca, resulta ser el edificio más importante del entorno.
Cuando creía haber dado con la casa de Quevedo, en un cartel informativo leo que no, que se trata de el antiguo parador o posada del pueblo. Esta población era parada en el camino real a Andalucía.
Justo enfrente se levanta la casa donde se cometió el 13 de octubre de 1873 el famoso Robo de Don Juan, donde el botín consistió en nueve mulas cargadas de oro.

En una de las calles aledañas a esta plaza, por fin encuentro la casa, hoy museo dedicado a la vida y obra de Francisco de Quevedo.
Dada la hora que llevo, me lo encuentro cerrado, pero aunque hubiera llegado unos minutos antes, no hubiera podido visitarlo como se debe. De momento me tengo que conformar con el paseo virtual.
A través de este enlace, un vídeo de Youtube os mostrará un poco más de este museo. El codigo BIDI funciona. Si no sabéis de esto, el enlace es el siguiente: http://youtu.be/sUPr4jwYL4o

Y esto ha sido todo por hoy. Espero no haberme pasado, pero sobre todo que lo hayáis pasado leyéndolo tan bien como yo creándolo.

Aunque parezca mucho, la realidad es que está todo muy concentrado, la ruta es corta, ya que entre los pueblos no hay distancias. Desde mi casa apenas salen 280 kilómetros

Y al cesar lo que es del césar. El recorrido de esta ruta está basado en la ruta "Siglo de Oro por el campo de Montiel"
V'sss

8 comentarios :

  1. Menos mal que saliste a medio inspirar, unos pueblos dignos de visitar por cultura y curiosidades.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí iba a tiro hecho, además estos sitios te lo ponen fácil.
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. En Montiel tienen guapos hasta la entrada a los consultorios médicos. Bella La Mancha...
    Saludos.
    Gelu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya sabes que en los pueblos se aprovecha todo!! Me alegro de que te guste.
      Un saludo,

      Eliminar
  3. Hola Maes, 'malegro' volver a verte. Esos pueblos tan cerca de Málaga, y tan distintos, me encantan, como tus relatos y fotos.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas la riqueza que tenemos en variedad. Y a apenas unas pocas horas de distancia. Malegro que te guste.
      Un saludo,

      Eliminar
  4. ¡Enhorabuena por tu blog! Es muy ameno e interesante. Me llama la atención ésta entrada, porque además de motero iniciado, soy músico y toco con frecuencia en el órgano de la Torre de Juan Abad, un precioso órgano de tubos del s. XVIII, muy famoso, que está en el interior de la iglesia. Por lo que veo en tus comentarios, parece que no resides lejos de la zona. Yo tampoco. Aunque de Madrid, vivo desde hace muchos años en el corazón de La Mancha. A ver si un día hacemos una quedada para rutear un poco por la sierra y cambiar impresiones. Saludos manxegos. Vsssss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los halagos. Me alegro de que te haya gustado. Pues en cuanto pase lo más duro del invierno, que alarguen los días, hacemos esa quedada cuando quieras. Alguna entrada para el blog saldrá jejeje.
      Un saludo,

      Eliminar